noche contemplativa

La solemne noche

se ha detenido delante de mí

y me abre su corazón extasiado de Dios.

Su sutil corazón me abraza

y me anima a proseguir mi sendero.

Las once de la noche han sonado

en mi tímido reloj. La arena del desierto

me abofetea la melena,

mientras mi madre musita

su pronta oración.

Mi canción danza en mi barriga,

y mi mente -saturada- extasiada está

de paz, de honda soledad,

de reflexión sin igual.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close