A mi Dios nocturno

¡Oh Dios!

tú eres silente y armonioso,

tu misterio me subyuga y doblega,

tu alma, que es cristalina,

transforme mi poquedad y mi tristeza, pues…

me siento como desterrado de tu presencia.

En la soledad de mi silente noche,

escenario mudo de mi vacuidad,

y de la multitud de mis miedos,

a ti mis manos elevo

para suplicarte aliento y consuelo.

Envíame tu Santo Espíritu,

luz incandescente y arcana,

soplo vital y solícito;

sea Él quien mi alma sane,

purificándola de todos sus males.

Dios… dale luz a mi ministerio,

pues sin ti, Creador mío,

¡mi vida toda pierde su fuego!

Cuando la noche llega a mí abrasadora,

la soledad y yo conversamos,

y si bien charlo con Mozart y Beethoven,

Bach, Händel y Vivaldi…es más bien

la música de los ángeles,

la que mi corazón escuchar quisiera,

oh mi Dios polifónico:

Tú, ¡y sólo Tú serás mi Cielo!

Categorías Sin categoría

2 comentarios en “A mi Dios nocturno

  1. Que el Arcano, sonoro conteste!

    Me gusta

    1. Ingeniero Mauricio, pero si usted es ¡todo un gran poeta! Le felicito. Dios le guarde

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close