La Lomita

Bañada por años remotos

saludas al alba, sonriente,

y tus entrañas rocosas

gozan silentemente.

¡Oh Lomita de mi infancia!

escenario ferviente

de mi vocación y mis sueños.

Te rememora mi mente ardiente,

ardiente en conocimientos

y en saborear de la milpa

su miel y sus quimeras,

mientras la mansión del destino

aniquila mi esperanza primera.

Primero Dios, que viviré

entonando mi canción

y mi ser inquieto y convexo,

se revestirá de hierro y de mezclilla,

musitando, tímido, su oración,

mientras agota su oblicuo sendero,

llevando a cuestas

su esperanza y su tenue ilusión.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close