nostalgia nocturna

¡Mis entrañas añoran tu presencia, oh Dios,
y lluvia quisiera yo ser
para subir hasta Ti y besarte con ganas!

Mis huesos mudos y sordos

se esconden debajo de mi piel triste y serena,

al tiempo que la lluvia besa

enfáticamente las plantas de mi tierra.

El Quijote, vestido de pesada armadura,

me exhorta a ser escribiendo,

y Thomas Merton -por su parte-

me inspira sentimientos de paz y nostalgia

de un Dios olímpicamente quieto.

Mi corazón alicaído y místico

besar quisiera la sonrisa

de mi niña, mi adorada Fernanda,

y el siempre vivo John Keats me susurra:

“La belleza es verdad y la verdad belleza,

no hace falta saber más que esto en la tierra”.

Y Tú, oh Dios, eres la suprema belleza

que tanto añora mi desconsolada alma,

la cual sale a buscarte entre las penumbras

bañadas de mi calle enlutada.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close