amigo grillo

Mis lágrimas contemplaste

mientras grillabas

junto a mi puerta muerta,

y tus brincos se detuvieron

debajo de mi hiedra.

Amigo grillo, solo tú conoces

mis yerros y mi íntimo frío

que se recuestan conmigo

sin darme tregua y cobijo.

Tus firmes melodías

propinan a mi alma ciega

susurros de quimeras

a la par que tu estridulación

acompaña mi soledad,

hasta que Dios lo quiera.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close