Elucubraciones metasimbólicas

Las flores del mal de Baudelaire

llegaron a mi patio

hoy por la mañana.

Mientras Edgar Poe,

el bostoniano profundo,

absorto y místico, las miraba.

Mallarmé les dedicó un metapoema

y Van Gogh las transportó a un cuadro

que preside mi galería interna.

Dios sonríe y se baña de poesía terrena,

la cual, apenas se asemeja al arte

con que Él ha pintado el mundo,

y lo ha impregnado de su Belleza.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close